El Tata no le tiene miedo a la Pulga

Que estamos en el siglo de la imagen y de la comunicación no quedan dudas. Y no es de extrañar que las palabras, en esta época principalmante, sólo representan un 7 % de la comunicación, siendo el 93 % restante lenguaje corporal no verbal.

Veamos a continuación una serie de expresiones que pueden identificarse en cualquiera de nosotros;

lenguaje corporal microexpresion

Felicidad leprosa de tener un representante más en uno de los mejores equipos de fútbol. Sorpresa mundial tras la decisión del Barcelona de convocar a un Técnico que nada tuvo que ver en la historia del club. Y miedo, difundido más por la prensa con frases ¿Estará a la altura del Barcelona? ¿Podrá conseguir títulos? 

Messi, Iniesta, Neymar, Piqué, Valdés, Cesc, son algunos de los jugadores a dirigir por el Tata Martino, a quién eligieron por pregonar un estilo de juego similar al del Barcelona de Pep Guardiola. Es normal sentir miedo cuando uno se enfrenta a nuevos y mejores desafíos. Pero eso queda para uno. Demostrarlo ante el público nos puede hacer perder fuerza, credibilidad; nos hace débiles. Y no es el miedo del que quiero comentarles, es del poder que uno demuestra tener con ciertas actitudes. Los medios se encargan de decir que:

– Messi y su papá hablaron con la dirigencia del club para que lo llamen al Tata.

– Que el Tata no tiene la categoría que se necesita para dirigir un equipo de esta magnitud.

– Que siempre dirigió equipos con pocos recursos y nunca lo hizo en Europa.

– Etc.

Para un D.T. que acaba de salir campeón en el fútbol argentino no es fácil soportar que se diga que Messi habló para que lo contraten, que no fueron sus logros los que lo llevaron al Barcelona. Inevitablemente la imagen de cualquier D.T. se ve afectada por comentarios así, y su poder como cabeza de grupo se ve disminuido. Y si nosotros, simples espectadores nos damos cuenta de eso, los jugadores también, y se genera una fractura, una debilidad visible en el Tata que puede jugarle en contra. ¿Pero cómo salir a demostrarle a la prensa y a la gente que lo que se habla son estupideces? Porque desmentir o contradecir lo que se dice puede empeorar las cosas y los perrodistas no van a parar hasta encontrar algo que les sirva. Decir: yo soy capaz para dirigir a este equipo aunque ustedes no lo crean o no me tengan fe, y no le tengo miedo a jugar con figuras del fútbo, a pesar de que nunca dirigí a tantos así no hace la diferencia. Hay que encontrar una forma de hacerlo saber sin decirlo.

Martino es un profesional que hace su trabajo de la mejor manera posible. Debe tener miedo, como todos cuando nos desafían, pero no es, ni debe ser visible. Pero cuando la mayoría habla desprestigiando, insultando, degradando la figura de uno, hay que tomar medidas que van más allá de lo verbal. Y acá, ante los fotógrafos, el Tata hizo una demostración de poder, de lenguaje corporal no verbal. Antes habíamos visto el lenguaje corporal en cuanto a las expresiones faciales. Pero no sólo queda ahí, todo el cuerpo cuenta a la hora de la comunicación. Veamos como el Tata deja un mensaje claro: no le tiene miedo a ningún jugador del Barcelona y es EL quien tiene control de la situación;

tata y masche
Martino y Mascherano
tata y messi
Martino y Messi

Comparemos estas dos imágenes con esta imagen de Bush;

George_W.Bush_and_José_María_Aznar_handshake_2001-06-12
George Bush y José María Aznar

¿Encontraron las similitudes? La agarradita del brazo con la mano que queda libre y la buena posición del cuerpo que beneficia a ambos para la fotografía. ¿Ven? El Tata tiene el poder, como He-Man, pero sin ser tan gay.

Pero no siempre se tiene todo el poder. Vean acá al Tata con el presidente del Barcelona…

tata y--
Acá ya el poder no es del Tata. Tampoco lo favorece el traje, pero bue…

¿Quién tiene la posta? Esa es la pregunta que todos se hacen siempre cuando hay figuras de jerarquía de por medio. Pasa cuando a un director de cine debutante le toca dirigir a grandes y reconocidos actores. No sólo es el miedo de enfrentarse a un desafío, sino la lucha de poder, de dominio. Quién manda y quién obedece. Y en todo esto el cuerpo juega un gran papel. Fijense sino…

Obama bush hand on elbow handshake
Obama y Bush