Donde el cielo…

Donde el cielo...

Donde el cielo se une con la tierra hay un edificio y hay también silencio por lo lejos. Por lo bajo y por lo ancho van dejando sin espacios, sin respiro, sin —

Los árboles se confunden con las nubes, quizás buscan vengarse, rodear todos los edificios hasta hacerlos sangrar lágrimas. Mi vecino envenenó el que tenía en la puerta para que los de la Municipalidad de Rosario lo quiten. Ahora tiene un garage hermoso, haciéndole honor a quien alguna vez supo albergarnos en sus ramas para arrojar bombuchas a las niñas que allí no pasaban.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Elena Memba

En el final surgió el principio

El Sudaca Renegau

REBELION-CULTURA LIBRE-STREET ART-TEORIA SOCIAL-FOTOGRAFÍA-MUSICA

Surrealismo Onírico

¡Bienvenidos al burdel ambulante! Solo para locos. La entrada cuesta la razón...

tirá esas letras

un espacio donde las letras se tiran y se vuelven a usar

A %d blogueros les gusta esto: