Charles B.

charles-b

CHARLES B.

Ayer ví a Charles B.
llevaba una bolsa de mano deshilachada
de la que asomaban un par de ojotas rotas
reparadas con clavitos.
Tenía várices marrones a punto de explotar,
el pecho desinflado por el cansancio de la rutina.
Dio una palmadita en la espalda a un nene
que iba de un lado a otro gritando con furia,
pisando pies, saltando, chocando,
bailando, tirándole con los juguetes a todos.
Se secó la transpiración de la frente
y volvió a palmear al nene con la mano transpirada.
El nene lloró.
La madre armó un escándalo:
que quiso violar a su hijo, gritó.
La gente miró hacia otro lado.
Charles B. lloró
como un niño con una camisa del Correo Argentino.
Lloró y armó un escándalo:
que el nene lo quiso violar a él, gritó,
la gente miró hacia otro lado
Charles B. golpeó al chico con las ojotas en la espalda.
El nene dejó de llorar.
La que lloró después fue su madre.

Charles B. se fue sonriendo,
aunque los que miraban hacia otro lado
digan que se fue llorando.

Matt Lo Cascio
Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Elena Memba

En el final surgió el principio

El Sudaca Renegau

REBELION-CULTURA LIBRE-STREET ART-TEORIA SOCIAL-FOTOGRAFÍA-MUSICA

Surrealismo Onírico

¡Bienvenidos al burdel ambulante! Solo para locos. La entrada cuesta la razón...